Valores masculinos y femeninos

A lo largo de la historia, los roles de género han servido para decirle a las personas cómo deben comportarse de acuerdo a su sexo. El etiquetar a un hombre como “hombre” y a una mujer como “mujer” no ha estado exento de intenciones ocultas y no tan ocultas encaminadas a reafirmar una posición de dominio para ellos y de dominada para ellas.

No es una casualidad que los modelos masculinos se hayan definido como intrínsecamente superiores a los modelos femeninos, como si el hombre, por el mero hecho de haber nacido hombre gozara inexpugnablemente de una posición mucho más alta y estuviera en su derecho legítimo de supeditar a la mujer.

Son muchos los estudios que se han realizado en este sentido. De momento nos quedamos con el trabajo de Williams y Bennet (1975), gracias al cual definieron una lista de características asociadas a uno y otro sexo:

HOMBRE: el hombre, por su mera condición de hombre, es agresivo, ambicioso, asertivo, austero, auto-confiado, autocráctico, aventurero, con coraje, cruel, desordenado, digno de confianza, dominante, emprendedor, estable, excitable, fuerte, hábil, independiente, lógico, masculino, no emotivo, racional, realista, resistente, robusto, seguro, severo.

MUJER: la mujer, por su mera condición de mujer, es afectada, atractiva, complaciente, coqueta, de corazón blando, débil, dependiente, dócil, emocional, encantadora, estirada, excitable, femenina, frívola, gentil, habladora, llorona, machacona, remilgada, sensible, sentimental, sofisticada, soñadora, sumisa, voluble.

Ni que decir tiene que los sexos se definen como opuestos e inmutables, lo que quiere decir que una mujer nunca podrá ser aventurera, emprendedora, estable, fuerte ni nada que se asocie a lo masculino; al menos no sin ser mirada mal por la sociedad y la cultura que la rodea. Pero del mismo modo, un hombre no puede ser sensible, sentimental, complaciente o emocional sin despertar suspicacias. Es más, todo hombre o toda mujer que no se ajuste precisamente a las características descritas será tachado de incompleto por buena parte de la sociedad. “Él no es lo bastante hombre”, “ella es un marimacho”.

De este modo, mediante las etiquetas de “hombre” y de “mujer” estamos expresando mucho más y estamos induciendo a las personas a comportarse de un modo que, tal vez, no tenga nada que ver con su verdadera personalidad (en muchos aún por explorar), sino con las exigencias de un sistema sociocultural basado en el patriarcado.

¿Es esto lo que queremos continuar consolidando? ¿O nos ponemos ya en serio con la educación en igualdad?

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

3 pensamientos en “Valores masculinos y femeninos

  1. movi35 dice:

    Tienes toda la razón es triste ver como si no siges las normas o estereotipos que la sociedad dicta de un hombre o una mujer, enseguida se te tacha como una persona diferente que al parecer esta haciendo algo muy malo.. es encerio triste, ver como la sociedad tiene miedo a cambios que tal vez si fueran aceptados… mejorariamos,
    pero bueno. Muy buena tu Informacion y excelentes argumentos!

  2. LaNo dice:

    QUE BASURA, PURAS BASOFIAS DE LAS MUJERES >:c

  3. […] MUJER: afectada, atractiva, complaciente, coqueta, de corazón blando, débil, dependiente, dócil, emocional, encantadora, estirada, excitable, femenina, frívola, gentil, habladora, llorona, machacona, remilgada, sensible, sentimental, sofisticada, soñadora, sumisa, voluble. (ver) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: